Iradia El arte de la mirada
PIDE CITA

Blefaroplastia en hombres

Dra. Lucía Payá Serratosa

La cirugía palpebral o blefaroplastia es una intervención cada vez más demandada. Lejos de ser un tratamiento exclusivo para mujeres, muchos hombres se interesan por esta cirugía. Con ella pueden mejorar su mirada, decir adiós a los ojos cansados y eliminar las bolsas.

No obstante, a pesar de que las características son muy similares a la cirugía de párpados en mujeres, los hombres presentan ciertas particularidades que hay que considerar.

 

¿Por qué la blefaroplastia en hombres se ha popularizado tanto?

El atractivo de la blefaroplastia masculina radica en la capacidad para tratar los párpados caídos y los pliegues de la piel. Todas estas afecciones son un signo inequívoco de envejecimiento que afecta especialmente a hombres de mediana edad.

Por otra parte, la cirugía palpebral no es solo una cuestión estética. Esos pliegues de la piel hacen que los párpados superiores se caigan, lo que puede dar lugar a problemas de apertura de los ojos y un menor campo visual.

Los hombres suelen tener las cejas más bajas y menos curvas que las mujeres, por lo que no es tan popular la elevación de cejas para abrir la mirada. Además, la piel masculina es más gruesa y los músculos ejercen más presión.

Todos estos condicionantes deben ser tenidos en cuenta al interesarse por la blefaroplastia. Si estás valorando estos tratamientos, lo mejor es que pidas consejo a nuestro oftalmólogo en Valencia.

 

¿Cómo es esta intervención quirúrgica?

Con nuestra cirugía de blefaroplastia en Valencia se puede corregir la caída de los párpados superiores derivada del exceso de piel o grasa; o actuar en los párpados inferiores. En este último caso, el resultado final es la eliminación de las bolsas, que confieren al rostro un aspecto más envejecido.

La blefaroplastia inferior, en la mayoría de los casos, la realizamos vía transconjuntival. La ventaja de esta técnica es que los pacientes no se van a ver cicatrices en la piel. En el caso de la blefaroplastia superior, la incisión se realiza a lo largo del pliegue natural del párpado por lo que va a quedar escondida.

La blefaroplastia en hombres es una intervención sencilla que únicamente requiere de anestesia local más sedación. Suele durar entre una y dos horas, dependiendo del caso.

El paciente debe mantener reposo relativo en los primeros días tras la operación, es decir deben evitarse esfuerzos físicos (levantar peso, agacharse bruscamente).

 

¿Quién puede someterse a una blefaroplastia en hombres?

La blefaroplastia en hombres precisa de un análisis oftalmológico completo que descarte problemas de tiroides, diabetes, enfermedades cardiovasculares o producción insuficiente de lágrima.

Una vez se comprueba que está todo en orden, cualquier hombre adulto puede pasar por el quirófano, aunque lo más habitual es esperar hasta los 35 años de edad o más adelante, que es cuando normalmente aparecen los primeros signos de envejecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos de interés: