Iradia El arte de la mirada

PIDE CITA

Blefaroplastia con lipofilling

Dra. Lucía Payá Serratosa

Blefaroplastia con lipofilling

La mirada es nuestra carta de presentación ante el mundo, es el reflejo del alma. Cada vez más personas optan por rejuvenecerla y devolver toda su expresividad al rostro gracias a tratamientos en el párpado, tanto superior como inferior. La blefaroplastia es la técnica quirúrgica mediante la que se consigue el rejuvenecimiento de la mirada.

Existen diversos tipos de cirugía de párpados según las necesidades de cada paciente. Para aquellas personas que acusan una pérdida de grasa en la zona periocular, la mejor opción es acompañar la cirugía de párpados con un lipofilling. El lipofilling no es más que la inyección de grasa propia del paciente en aquellas zonas que con el paso del tiempo han perdido el componente graso.

 

¿Qué es la blefaroplastia?

La piel del párpado es la más fina de todo nuestro organismo, y por eso su deterioro es el primero en apreciarse. La cirugía palpebral es la solución perfecta para devolver la juventud a la mirada.

Pero antes de someterse a este tratamiento, es fundamental un estudio médico individualizado. Cada mirada es única y por eso necesita de un tratamiento único. Después de este minucioso estudio, sabrás qué tipo de blefaroplastia es la más adecuada para ti.

Tras la valoración médica sabrás si necesitas una intervención quirúrgica, una blefaroplastia sin cirugía, mediante inyecciones de ácido hialurónico y otras técnicas, o una combinación de tratamientos.

 

¿En qué consiste el lipofilling?

Con la edad, la distribución de la grasa del rostro cambia. Además, se pierde tejido adiposo, lo que otorga a la mirada un aspecto hundido, sin luminosidad y envejecido.

Si tu problema es la merma de tejido adiposo, con el lipofilling obtendrás una mirada más joven, pero siempre con un aspecto natural.

El lipofilling es una intervención poco invasiva que tiene como objetivo tratar la pérdida de tejido adiposo en la zona que rodea el ojo para rejuvenecer su aspecto. Se consigue mediante microinyecciones de grasa del propio paciente, también denominada grasa autóloga.

Para conseguir esta grasa, los cirujanos realizan una pequeña liposucción habitualmente de la zona del abdomen. En pacientes delgados con poca grasa en el abdomen, se podría extraer la grasa de la cara interna del muslo. En cualquier caso, el especialista será quien determine dónde están los depósitos de grasa localizada más adecuados para realizar la liposucción.

El cirujano marca las zonas de extracción de la grasa. Previo a la liposucción se infiltra una solución que contiene suero fisiológico con anestesia y adrenalina. De esta manera, minimizamos el dolor y el sangrado. Posteriormente, se procede a realizar la liposucción que se realiza con una presión más baja para garantizar el buen estado de las células que se inyectarán posteriormente en la zona periocular.

Esta grasa propia del paciente se inyecta mediante cánulas diseñadas para la realización de este procedimiento, y con las que se consigue que la incisión sea mínima. El lipofilling consigue esculpir la mirada y dar un aspecto muy natural y saludable.

Esta intervención se realiza de forma ambulatoria bajo anestesia local y sedación, es decir, te podrás ir a casa el mismo día tras el lipofilling.

 

Ventajas del lipofilling

El lipofilling cuenta con una serie de ventajas que hay que tener en cuenta si estás pensando en devolver frescura y juventud a tu mirada.

  • La grasa se extrae del cuerpo de forma poco invasiva y no deja cicatrices.
  • Al tratarse de grasa del propio paciente no se producen reacciones alérgicas ni rechazos. Tampoco aparecen granulomas.
  • Las células grasas que se inyectan en la zona periocular están vivas, por lo que ayudan a regenerar los tejidos.
  • Se estimula de forma natural la hidratación tisular y la síntesis de colágeno y elastina. El resultado es una piel más elástica y con un aspecto más saludable y joven.
  • El tratamiento es duradero y eficaz.
  • La piel recupera su volumen y se consigue mejorar la calidad de la piel.

 

¿Cuándo está indicado el lipofilling?

Este tratamiento es un complemento de la blefaroplastia recomendable para pacientes que hayan perdido grasa periocular y tengan la sensación de ojo hundido.

También es la mejor opción para conseguir resultados naturales, equilibrados y que respeten la fisonomía del paciente.

La aplicación de esta técnica complementaria no supone mayor tiempo de recuperación con respecto a realizar solo la cirugía, ya que la grasa se inyecta con una microcánula a través de una incisión milimétrica.

 

Nuestro compromiso es tu salud y bienestar

Los párpados guardan una estrecha relación con la salud ocular y con la expresividad de tus ojos. Antes de decidir qué tratamiento aplicar, es imprescindible que conozcas las mejores opciones para ti gracias al asesoramiento médico que te brindamos.

En Clínica Iradia somos especialistas en tu mirada. Devolvemos a tu párpado su elasticidad y frescura para que vuelvas a disfrutar de una mirada más joven y saludable. Siempre desde nuestro compromiso con tu salud y con una planificación cuidadosa de tu tratamiento, desde la primera consulta hasta los cuidados postoperatorios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos de interés: